Entrevista a Paolo Casari. Research Assistant Professor en el Instituto IMDEA Networks.

Entrevista a Paolo Casari. Research Assistant Professor en el Instituto IMDEA Networks.


"Me gusta saber que soy un actor importante en la transferencia de conocimiento a las nuevas generaciones"

Entrevista a Paolo Casari. Research Assistant Professor en el Instituto IMDEA Networks.

¿Qué le parece la iniciativa de la Noche Europea de los Investigadores? ¿Cómo valora que su objetivo fundamental sea acercar la figura del investigador a los ciudadanos y fomentar las vocaciones científicas y el espíritu emprendedor entre los jóvenes?

Me parece una gran iniciativa, como todas las destinadas a acercar la ciencia a los ciudadanos. Existen actividades similares a nivel local, pero en mi opinión es muy importante que tengamos un evento paneuropeo donde el dinero público se utilice para acercar la ciencia a la gente, en un mismo día, y en toda Europa. He participado ya dos veces en la Noche europea de los investigadores, y en las dos me pareció muy agradable tanto para los científicos como para los ciudadanos, pues a todos nos daba la oportunidad de aprender. En ambas, algo me intrigó especialmente: que el evento fuese entretenido tanto para adultos como para jóvenes, y que a menudo estos últimos fuesen los más entusiasmados. Investigadores y público probábamos ésta o aquella herramienta o un artilugio especial, un equipo de investigación, y participábamos en experimentos simples, todo ello interactuando cada vez que fuera posible. Y esto es una gran satisfacción, pues éste es el objetivo último y más importante: inspirar a las generaciones jóvenes, demostrar que la base de la ciencia es la curiosidad, el ensayo y el error, y el hacer muchas, muchas preguntas.

¿En qué consiste la actividad que organiza y cuál es su objetivo principal?

Algunos investigadores de los siete Institutos IMDEA estamos montando la segunda temporada de IMDEA-CSI. Esta actividad se centra en el examen de la escena de un crimen, en la que los investigadores de IMDEA harán uso de sus habilidades y conocimientos para revelar los detalles de un misterioso asesinato. Contaremos con una unidad de CSI de la Policía Nacional, que intervendrá y dirigirá la investigación. Los crímenes complejos requieren deducciones hábiles e ingeniosas inferencias, y es ahí donde los científicos de IMDEA tendremos un papel importante: demostraremos que incluso la investigación aparentemente no relacionada con el crimen tiene consecuencias con un gran impacto potencial en la vida cotidiana, incluso en el descubrimiento de pistas que pueden ayudar a identificar a un asesino. Al igual que el año pasado, la historia y los "experimentos" serán un medio para despertar interés en el público: estaremos abiertos y muy contentos de responder cualquier pregunta.

¿A qué tipo de público se dirige?

Nos dirigimos al público en general, a todas las personas que sienten curiosidad por ver no solo cómo se llevan a cabo las investigaciones delictivas, sino también cómo el conocimiento de diferentes campos científicos juega un papel importante en la comprensión de cómo funciona nuestro mundo. No hay requisitos para participar, y no es necesario tener preparación científica o un título universitario. Estamos especialmente orgullosos de estimular la curiosidad en las generaciones más jóvenes y de mostrarles (esperemos) que la ciencia es, de hecho, ¡genial!

¿Por qué decidió lanzarse y participar en la Noche?

Porque creo firmemente que es necesario acercar la ciencia al público en general y contribuir a desmantelar el mito de que los científicos estamos en nuestra torre de marfil haciendo cosas que nadie entiende, sin preocuparnos por el resto de la gente. Esto, por supuesto, no es cierto, y es importante comunicarlo. Iniciativas como la Noche Europea de los Investigadores son muy útiles a este respecto. Tienen el gran valor de acercar la ciencia a la sociedad, y muestran que los temas de estudio de los investigadores a menudo tienen consecuencias positivas para todos, por ejemplo, en forma de una nueva tecnología que luego cada uno de nosotros acabará utilizando, o para hacer posible algo que antes estaba completamente fuera de nuestro alcance. También espero que los jóvenes que tienen que tomar en breve decisiones importantes sobre "qué hacer a continuación" con respecto a su educación o su carrera profesional, vean en la ciencia una opción atractiva, o al menos, que reconozcan que las carreras científicas pueden marcar la diferencia, que vale la pena invertir tiempo en ellas, y lo más importante, que pueden ser una opción educativa divertida.

¿Cuál cree que es la opinión de los ciudadanos acerca de los científicos?

Esta pregunta merecería una entrevista completa por sí misma. Pero, creo que los ciudadanos se están volviendo cada vez más conscientes de que la ciencia tiene un fuerte impacto en sus vidas y es importante para su futuro. Están comenzando a creer que deben ser escuchados cuando se decide qué temas son importantes para su futuro, y por lo tanto, lo que merece una mayor inversión del dinero de los contribuyentes. En el pasado esto era diferente: hay estudios que demuestran que en pasado los ciudadanos sí defendían la importancia de la ciencia, y sin embargo mostraban un cierto desapego hacia ella, principalmente porque creían que su opinión no sería escuchada. Esto está cambiando muy rápido, y es importante que los científicos no den la impresión de resistirse al cambio. Por el contrario, el investigador debe mostrar que es bueno que haya interés en la ciencia, y que este interés debe alimentarse y aprovecharse. La ciencia puede y necesita ser comunicada: cuando se hace un nuevo descubrimiento, cuando una creencia existente es refutada, cuando un proyecto tiene éxito y también cuando falla. Necesitamos comunicar que nuestra respuesta a muchas preguntas que posiblemente tengan un gran impacto medido en vidas humanas, es "no tenemos idea" (¡hay un libro muy bonito con este mismo título en inglés –"We have no idea"- que transmite este concepto muy bien!). Y tenemos que transmitir que, al abordar preguntas difíciles, descubrimos una gran cantidad de "otras cosas" por el camino, cosas que muy posiblemente cambiarán nuestras vidas. Hoy en día, las posibilidades de comunicar ciencia son muy grandes, y muchas de ellas llegan directamente al público en general: debemos aprovecharlas más regularmente, y brindar a los ciudadanos la posibilidad de mantenerse curiosos e informados.

¿Cómo nació su vocación científica? ¿Cuándo y por qué decidió que quería ser científico?

Bueno, debo decir que la primera chispa fue "alumbrada" por la primera computadora que apareció en el escritorio del estudio de mis padres, en 1987. Me di cuenta de que podía hacer muchas cosas con ella. Y como tenía 7 años, me atraían más los videojuegos que ninguna otra. Pensando en ello ahora, sé que, sin embargo, también me sorprendieron las grandes posibilidades que me ofrecía, que podía hacer cosas tan diversas como escribir textos y luego modificarlos, automatizar cálculos y, por supuesto, programar para que la máquina hiciera lo que yo quería que hiciese. De forma casi inconsciente, de repente quería saber más sobre electrónica, telecomunicaciones y programación, y eso me llevó a escoger una trayectoria educativa especializada en Ingeniería de Telecomunicaciones, que me hizo disfrutar mucho. Después de graduarme, pensé que sería una lástima detener el "disfrute" allí, y decidí seguir con un doctorado y todos los pasos que me llevaron a la posición que tengo hoy. Ahora, me alegra tener la oportunidad de tomar decisiones dentro de mis proyectos de investigación, así como saber que soy un actor importante en la transferencia de conocimiento a las nuevas generaciones. Y espero (y trabajo) para estar siempre a la altura de esta tarea.

¿Qué les diría a los jóvenes para animarles a seguir una carrera científica?

Que todo científico, incluso el más famoso, alguna vez fue un niño, o un joven alumno en la escuela, que no tenía idea de que se convertiría en científico. Que un científico es solo una persona con mucha curiosidad, que disfruta trabajando para satisfacerla porque le lleva a aprender cosas nuevas. Por eso, lo primero que les aconsejo a los jóvenes es que sean siempre curiosos (¡y este es un consejo general, no solo para los aspirantes a científicos!); que no se queden satisfechos con explicaciones superficiales; y que si algo les interesa o les llama la atención, busquen más e intenten comprenderlo en profundidad. Hay mucha diversión en este proceso que, además, te lleva siempre a sentir más curiosidad acerca de más cosas. En parte en broma y en parte en serio, agregaría que una vez que empiezas a trabajar en ciencias, ¡puedes... romper cosas! De hecho, si se supone que debes encontrar una forma mejor de hacer algo o de combinar un conjunto determinado de tecnologías para "revolucionar" una solución existente o crear otras nuevas, debes comprender los límites de las tecnologías que estás utilizando, y esto a menudo requiere forzar dichos límites, ¡y también esto es muy divertido!

En una de las ediciones de la Noche Europea de los Investigadores en las que participé, teníamos un chat al que se podían enviar mensajes de texto o comandos simples. Por ejemplo, "LUZ" seguido del número "5" encendería remotamente una luz durante 5 segundos. Un niño se nos acercó, y después de explicarle cómo operar el sistema, envió el comando "LIGHT 1000", y nos sonrió queriendo decir "os he pillado". Se sintió algo decepcionado cuando la luz obedeció nuestros controles de seguridad y se apagó después de solo 10 segundos, pero la suya es la actitud correcta. Nos encantó su reacción porque así es como funciona la ciencia: trata de hacer las cosas de manera imprevista, gira las piedras que no se habían removido antes y descubre cosas nuevas por el camino.

¿Se ha beneficiado de ayudas europeas en su carrera científica? ¿Cree que Europa apoya suficientemente la investigación?

Actualmente, formo parte de dos proyectos de investigación financiados por la Comisión Europea, y varias de las oportunidades que tuve en el pasado, durante mi doctorado y mis posteriores contratos postdoctorales, provinieron de ayudas europeas. En general, creo que Europa se está esforzando por convertirse en un actor principal en la investigación y la innovación mundiales, y está avanzando, pero necesita invertir más recursos en ciencias básicas y aplicadas. Es fundamental hacer que todo el sistema de financiación sea más eficiente: la política de Europa para la ciencia "colaborativa" se centra en la integración del continente, lo cual es muy deseable. Sin embargo, formar un consorcio de investigación con socios internacionales suele ser un proceso muy lento. Teniendo en cuenta que una propuesta para conseguir ayuda para un proyecto de investigación puede contener fácilmente 120-150 páginas, escribirla puede llegar a ser un trabajo a tiempo completo, convirtiendo a los científicos en recaudadores de fondos. Hacer el proceso más eficiente ahorraría mucho tiempo a los investigadores, permitiéndoles centrarse en lo que mejor saben hacer: ciencia.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.